07/07/2022

Cambios de titularidad en suministros tras la compra de vivienda

Antes de firmar las escrituras de tu nueva propiedad es importante conocer el estado de los suministros: si los anteriores dueños gestionaron la baja con anterioridad o si, por el contrario, continúan dados de alta; lectura de los contadores; analizar los posibles problemas o daños que puedan tener; así como estar al día con las facturas y los pagos.

En el caso de que el servicio aún continúa activo, el cambio de titularidad resulta menos costoso, puesto que las compañías suelen cobrar entre 120 y 200 euros por dar de alta un nuevo contador. Si resulta un cambio de titular de gas natural supone un trámite gratuito y el proceso se puede realizar online y por teléfono, sin necesidad de acudir a una oficina física.

Así, el nuevo propietario debe ser consciente del tipo de contrato que disponían los anteriores dueños del inmueble y la potencia a la que estaba dado de alta el servicio de suministros, de tal manera que con esta información pueda cambiar la titularidad atendiendo a las necesidades que precise.

En este sentido, se recomienda también realizar una lectura de los contadores, con el objetivo de tener conocimiento de las deudas que puedan quedar pendiente a los anteriores titulares de la vivienda, ya que las facturas suelen emitirse cada tres meses y pueden demorar demasiado el ajuste de cuentas.

Asimismo, una vez que se han comprobado y ajustado todos los suministros, las empresas requieren una serie de documentación para restablecer el servicio de nuevo, en el caso de que los anteriores propietarios lo diesen de baja:

  • Documento de identificación del titular del domicilio. Dentro de este parámetro, hay que indicar si se trata de:
    • Persona jurídica, es decir, una entidad, que debe aportar el CIF de la empresa, así como el DNI del representante
    • En el caso de tratarse de una persona física, con el DNI o el NIE es suficiente.
  • Documentación del inmueble, esto es, la escritura de la vivienda.
  • Número de cuenta a la que domiciliar los recibos.

Los anteriores propietarios deben facilitar a los nuevos los boletines de alta de los suministros. En el caso de no disponer o de estar caducados, se deberá solicitar un nuevo documento mediante un técnico de gas homologado y legal, y que tiene un determinado importe a pagar dependiendo de la empresa en cuestión. Este escrito autoriza a dar de alta la luz y el gas en la propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.