Cómo reclamar por la factura de la luz

¿Cuántas veces te ha llegado una factura de la luz y has pensado que el precio no se correspondía con tu gasto real? ¿O has tenido un corte de luz que ha causado problemas a tus electrodomésticos? Si has estado en alguna de estas situaciones, debes saber que es posible reclamar a la compañía eléctrica y aquí te contamos cómo.

Reclamar una factura de la luz incorrecta

Si crees que lo que pasa con tu factura de la luz no es que haya subido el precio del kw sino que se trata de un error al cuantificar tu consumo, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu compañía de la luz. Hay que explicarles los errores o problemas sucedidos, siempre a través de un número de teléfono de atención al cliente gratuito, ya que las eléctricas están obligadas a tener uno.

Después de este primer contacto informativo, hay que dejar constancia de nuestra queja, por lo que habrá que presentar una reclamación por escrito. Lo mejor es hacerlo mediante carta certificada con acuse de recibo, porque así dispones de un documento que acredite que la empresa lo ha recibido.

También se puede reclamar mediante los formularios de los que disponen las empresas en sus webs, aunque debemos asegurarnos de recibir una confirmación de la recepción. En ambos casos, una vez reciba la reclamación, la compañía eléctrica está obligada a facilitar al cliente el justificante de la reclamación y el número de referencia de la misma.

Si en el plazo de un mes no has recibido respuesta o no estás conforme con ella, puedes acudir a los organismos de consumo locales o autonómicos. Estos se encargarán de gestionar estas reclamaciones con la Consejería de Industria y Energía. De esta forma, ellos llevarán a cabo las tareas de mediación e información al consumidor para resolver el problema.

Reclamar un corte en el servicio eléctrico

Si tu reclamación es por un corte en el servicio eléctrico, el mecanismo de reclamación es otro. Este corte puede estar causado por impago, por averías o pueden ser cortes programados.

Si el problema es el impago, este corte llega después de varios avisos y la solución para volver a tener servicio eléctrico es volver a dar de alta la luz.

Si se trata de un corte programado, normalmente se realiza para llevar a cabo trabajos de mejora y mantenimiento de los elementos de la red. Si es avisado con antelación no se pueden reclamar.

En el caso de que el corte se produzca por una avería imprevista en una única vivienda o directamente en la red de distribución, sí es posible reclamar ya que las compañías tienen la obligación de informar antes de cortar. En este caso el corte debe superar los 3 minutos y se aplicará un descuento acorde al tiempo que el servicio haya estado inactivo. Además, es posible también reclamar los daños derivados de este apagón, como el daño en electrodomésticos.

Existen causas excepcionales en las que las distribuidoras sí pueden cortar sin previo aviso sin que pueda reclamarse:

  • Si ha habido un enganche directo sin contrato.
  • Si se establecen derivaciones para suministrar energía a instalaciones con contempladas en el contrato.
  • Si se manipula el equipo o se evita su correcto funcionamiento.
  • Si hay instalaciones peligrosas.

Artículo escrito por BlogLegal.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.