14/06/2021

El papel de la iluminación en la decoración

El diseño del interior de una vivienda o de cualquier espacio de trabajo u ocio no reluce sin un adecuada alumbrado. Su papel en la decoración remarca ciertos aspectos, ya sea en el
mobiliario como en distintas zonas u objetos que disponga el lugar, para aportar una mayor
fuerza y calidez.

Sea por la luz que desde el exterior entra, como por el uso de bombillas, que personalizan el entorno, la iluminación cumple con tres funciones:

  • General, es decir, aquella que proporciona la gran mayoría de luz en todo el
    lugar.
  • Puntual, la que centra el foco en un punto determinado. Un ejemplo serían las
    lámparas para las mesitas de noche.
  • De vez en cuando, la iluminación también puede aplicarse para la decoración,
    apostando así por resaltar la estética de un espacio en cuestión.

Gestionar y entender el sentido de la iluminación puede aportar una mayor personalidad y carácter original al hogar. No obstante, no debemos olvidar la luz, aunque sea de bajo consumo, tiene un determinado precio por horas de empleo, que se encuentra regulado por el mercado eléctrico.

Por ello, debemos también de emplear un uso eficaz y moderado. Es decir, por muy importante que sea el papel que desempeñen en cualquier lugar de la casa, necesitamos controlar el consumo y encender las luces solo en caso necesario, puesto que puede incrementar de una forma considerable el gasto en nuestra factura eléctrica.

Hay que evitar iluminar, zonas que ya de por sí recogen la luz solar o se encuentran en un
espacio abierto o cercano a la ventana. Básicamente porque no viene al caso y produce un
consumo innecesario.

Por lo tanto, antes de comprar y empezar a instalar sin ningún sentido, lo mejor es explorar las dimensiones del entorno, analizar los puntos que precisarían más iluminación y, a partir de este punto, comenzar a diseñar. El objetivo de la decoración es que resulte útil y cueste lo menos posible. Por lo tanto, los factores técnicos y medioambientales tienen que estar presentes en la elección de una correcta luz: la colocación de las ventanas, hasta dónde llega su punto de radiación, etc.

Seguido, valorar los puntos del entorno donde no llega la luz natural. En este punto, es
importante considerar si se va a tratar de un espacio más íntimo, o que se va a usar poco o si, por el contrario, va a tener la misma importancia que cualquier otra parte de la habitación.

En otras palabras, si el rincón poco iluminado se va dedicar a la lectura, a lo mejor compensa más comprar una lámpara para que se centre solo en ese pequeño espacio. Si, por el contrario, se va a tratar de un espacio abierto para colocar mesas y sillas de oficina, es mejor instalar unsistema de luz general. De este modo, también estamos ahorrando energía y el signifcado de la decoración cobra sentido.

En definitiva, se puede lograr un espacio original gracias al papel de la iluminación y, al mismo tiempo, que tenga sentido y coherencia a la hora de ahorrar en su consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.